El antídoto para dejar de mantener a los partidos políticos y sus vividores.

El antídoto para dejar de mantener a los partidos políticos y sus vividores.
FacebookTwitterGoogle+TumblrLinkedInEvernoteGoogle BookmarksPrintFriendlyWhatsAppWordPressCompartir

El antídoto o solución emergente contra una picadura de alacrán viene siendo una fórmula a base del mismo veneno del alacrán en combinación con otros elementos.

Hace 3 días platicaba con mi compadre sobre temas diversos mientras estábamos trabajando, me dice:

– ” ¿Como ves a Calderón compadre?.. escuché en la mañana en la radio a Becerril (locutor de noticias locales y nacionales) que Calderón se reunió con personajes influyentes, gente poderosa y empresarios de México, en pocas palabras les dijo que si querían un cambio en México que ellos crearan un partido político que hiciera mejor las cosas. ¿Tú crees… en qué cabeza cabe si ya estamos hartos y llenos de tantos partidos que no sirven para nada más que para vivir de nuestro dinero?”… Señaló que el locutor dijo eso, ” como si no tuviéramos suficientes partidos políticos en México, el país está harto de ellos”….

Tenía toda la razón, pero como siempre sucede con la mayoría de los locutores, líderes de opinión, noticieros, etc., o no tienen capacidad de razonamiento o se hacen pendejos pues analicemos: ¿Qué pasaría si un grupo de empresarios de esos que los mexicanos admiran por su trayectoria, por la creación de empleos, por ser líderes ocupados por su gente y su país decidieran formar un partido político para derrumbar a todos los demás?…

Los líderes empresariales de México deciden formar un partido político para dar un cambio definitivo y efectivo que cambie de facto muchas deficiencias que enfrenta el gobierno mexicano a causa de sus políticos. Es decir, hacer de México una empresa nacional que sea funcional, disciplinada, ordenada en todos los aspectos y así dar ese paso que tanto tiempo nos hemos tardado en completar.

Su principal motor de cambio para que los mexicanos nos volcáramos a votar por ellos sería:

  1. Eliminar el subsidio a Partidos Políticos, que se sostengan con sus propios ingresos.
  2. Eliminar pensiones a ex-presidentes, acaso se les de solamente un año de sueldo después de gobernar con 10 salarios mínimos mientras se acomoda en otro empleo.
  3. Investigar, demandar y exigir a ex-funcionarios públicos federales, estatales y locales excesos de gastos público pérdidas de dinero, riquezas personales en base a dinero público y que sea devuelto por lo menos el 70% del total o que pague con cárcel.
  4. Que todo funcionario gubernamental sea objeto de demanda por los mexicanos, sea del nivel y la instancia que fuera, es decir cero impunidad ni fuero político, que sean demandados y enjuiciados como todo buen mexicano.
  5. Que la policía, local y federal, sean sujetos a análisis clínicos, psicológicos, morales y civiles y sean sujetos a calificaciones altas y revisadas por organismos no gubernamentales.
  6. Que se fije una nivel de estudios mínimo para todo aspirante a puestos públicos de todos los niveles.
  7. Que se reduzcan las plazas de diputados y senadores, jueces y magistrados del IFE o se les baje el sueldo, en su lugar pueden ser utilizados representantes o eruditos de universidades públicas y privadas de todo el país.
  8. Que se aplique la pena de muerte a secuestradores, narcotraficantes y asesinos, es cierto, no mejora las cosas, pero tampoco se mantiene a gente que no cambiará nunca y que después quedará libre para seguir haciendo lo mismo.
  9. Que la pena sea efectiva para funcionarios públicos también.

Poco más o mucho menos, realidad o ficción, pero la verdad es que solamente los grandes empresarios y líderes mexicanos podrían hacer frente a los inefables y mafiosos partidos políticos con otro partido político. De cualquier forma no sería nada fácil si esto se hiciera una realidad, serían cuantiosos aquellos que digan lo contrario o que le pongan peros, defectos, trabas a todo lo que atente a los intereses de la mafia política, pero es posible, los mexicanos lo deseamos, lo anhelamos, ¡claro que se puede!. Ojalá se haga una realidad aunque dudo que Carlos Slim, Carlos Kasuga o algún otro empresario lea mi blog, pero ojalá alguien por ahí con mayor poder de convocatoria e influencia que yo tenga la misma idea, los mismos deseos y la misma intención que un servidor, es lo mejor que le puede pasar al país.

Una célula cancerosa hace posible que muchas otras se contagien y para hacerle frente a ello, la medicina crea células similares pero con otra información para que sean aceptadas por las células malignas, aunque el plan de estas células modificadas es que todas se autodestruyan, de esa manera es posible detener el cáncer, difícil pero posible.

De esa misma forma podemos vencer al PRI, al PAN y a todos los demás que se han cansado de demostrarnos en más de 70 años que no han servido más que para crear entes malignos chupa-dinero que han dañado a la nación. Si queremos que un partido político liderado por empresarios y apoyado por millones de mexicanos tendremos que hacer que ganen no sólo la presidencia, si no las diputaciones y senadores para que toda iniciativa PRO México sea una realidad, que todas esas reformas que durante docenas de años se han tardado en aprobar por intereses de grupo, no de nación.

Y que dicho partido ponga a disposición de la mayoría de los mexicanos toda acción, toda promesa, todo acto que se valla a realizar en perjuicio o beneficio de los mexicanos, que nada sea aprobado si la mayoría del pueblo mexicano no lo acepta, entonces sí México sería de los mexicanos, entonces sí estaríamos representados en un gobierno real y de manera efectiva.

¿Un sueño?, DaVinci también soñó, y Miguel Angel… y Bethoven, y Michael Jordan, y Luther King… y tú y yo también soñamos, luchemos entonces por el sueño de un país de ensueño.